Almogía lleva hasta Málaga sus protestas por la falta de agua

20.09.2012 02:25

 

El centro de Málaga será hoy una vez más escenario de una protesta por la falta de agua y las deficiencias de las infraestructuras de suministro en el interior de la provincia. Si la semana pasada eran los vecinos de Valle de Abdalajís los que se concentraban frente a la estación de tren María Zambrano para exigir una solución, esta vez son los residentes de la pedanía Barranco del Sol, en Almogía, los que han convocado una protesta en la plaza de la Constitución a partir de las diez de la mañana. Tras las movilizaciones en el pueblo durante el verano, los afectados trasladan hoy sus reivindicaciones a la capital, para denunciar los «constantes cortes de agua» que padecen y reclamar una red que garantice el suministro, así como el arreglo del camino principal de este núcleo rural. Así lo dio a conocer ayer la Asociación de Vecinos Barranco del Sol, que aseguró que son más de dos centenares las familias que residen en esta pedanía las que padecen estos problemas desde hace años. Este colectivo denuncia que la medida de abastecimiento a través de camiones cuba es «claramente insuficiente». «Vamos a luchar por nuestros derechos y los de nuestros niños y niñas, y si nos tenemos que quedar en la plaza nos quedaremos», explicaron a través de un comunicado los miembros de esta asociación, que el año pasado ya protagonizó un encierro de 60 días en el Ayuntamiento de Almogía para reclamar la mejora de una serie de caminos que quedaron destrozados tras ser utilizados por los camiones de la constructora de la autopista de Las Pedrizas. Según estos vecinos, aquel encierro finalizó con un compromiso de PSOE, PP e IU para ejecutar esos arreglos, unas obras que, a día de hoy, siguen sin llevarse a cabo, «poniendo en peligro las vidas» de las personas que circulan por esos viales.
Por otro lado, el alcalde de Archidona, Manuel Sánchez, donde el agua fue declarada no apta para consumo, indicó ayer que los parámetros de color han ido evolucionando positivamente, habiendo días en los que los análisis han estado «dentro de los límites» establecidos por Sanidad, y otros, como el 16, «levemente por encima de lo permitido».