El PSOE critica que el Gobierno destine cerca de 1.800 millones de euros a armamento

21.09.2012 19:42

La secretaria de Política Institucional del PSOE de Andalucía, Verónica Pérez, ha criticado la decisión del Gobierno central de otorgar al Ministerio de Defensa un suplemento de crédito de 1.782 millones de euros para atender a la deuda acumulada con empresas armamentísticas por entregas realizadas durante los años 2010 y 2011 y, en cambio, no conceda a la Junta el anticipo de 1.000 millones solicitado al Ejecutivo central.

En una rueda de prensa celebrada en Sevilla, Pérez ha señalado que esta decisión "demuestra el maltrato" al que, a su juicio, somete a Andalucía el Gobierno de Rajoy, ya que la partida destinada "a la industria armamentística" es "muy superior" a la solicitada por la Junta.

   Además, la dirigente socialista ha llamado la atención acerca del dinero que ha destinado ya el Ejecutivo del PP a pagar anticipos solicitados por otras comunidades autónomas, que cifra en "más de 5.400 millones de euros".

   "El PP tiene dinero para comprar armas y rescatar a la banca, pero no para la educación o la sanidad pública, o para financiar a Andalucía", ha remarcado la secretaria de Política Institucional de los socialistas andaluces, quien ha añadido que "mientras el Ejecutivo le da 1.800 millones de euros a Defensa, le quita a Andalucía 82 millones para programas educativos, 89 para atención a dependencia y 394 para políticas activas de empleo".

   Al hilo de ello, Pérez, que rechaza las "prioridades" del Gobierno central y considera "intolerable que se paguen las facturas a la industria armamentística a costa de los derechos ciudadanos", ha instado al presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, a que "alce la voz y levante el tono para exigirle a sus compañeros de partido que defienda los intereses de Andalucía y una financiación justa" para esta comunidad.

   Y es que, a juicio de la secretaria de Política Institucional del PSOE-A, es "indignante" la "pasividad" de Zoido, que "calla y acepta las decisiones de Rajoy, demostrando que sólo defiende los intereses de su partido y no los de Andalucía".