Esperanza Aguirre dimite por sorpresa como presidenta de la Comunidad de Madrid

17.09.2012 19:33

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado su decisión de dimitir de sus cargos de diputada en la Asamblea y de presidenta de la Comunidad de Madrid y ha afirmado que tiene previsto dejar su cargo como presidenta del PP de Madrid y la 'primera fila' de la política.

"Quiero anunciarles mi decisión de dimitir de mis cargos de diputada en la Asamblea y presidenta de la Comunidad de Madrid", ha afirmado Aguirre en rueda de prensa en la Real Casa de Correos en la Puerta del Sol, donde ha explicado que unos minutos antes se había reunido con el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en su despacho para comunicarle "a él antes que a nadie esta decisión.

Aguirre ha indicado que sus razones para abandonar la "primera línea de la política" son personales, debido a la enfermedad que ha vivido o la llegada de sus nietos; "el sentimiento de que la política siempre era una actividad temporal" y la consolidación del proyecto del PP.

"Nunca llega el momento de dejarlo. Ahora ha llegado", ha señalado la presidenta, que ha explicado que, en estos casos, la Comunidad de Madrid tiene todo previsto y será el actual vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, el que ejercerá el cargo de presidente en funciones hasta que ella remita una carta al presidente de la Asamblea, José Ignacio Echeverría, para que se convoque el debate de investidura y entonces, González pase a ser presidente regional.

De González ha destacado que "es la persona con más experiencia y mejor dotada para el cargo de presidente" y ha apuntado que es una persona "enormemente trabajadora, inteligente" y "un gran jurista". En este punto, ha considerado que los madrileños "no van a notar una gran diferencia", sino "al revés".

"ESTO ES YA CRUZAR EL RUBICÓN"

"Esto no tiene vuelta atrás. Esto es ya cruzar el Rubicón", ha aseverado Aguirre preguntada por si esta decisión tiene marcha atrás. En este sentido, ha añadido que no abandona la política, ya que seguirá a disposición de su partido, pero ha explicado que pedirá su reingreso como funcionaria del Estado.

"Llevo mucho pensando esto. Dudé muchísimo si me tenía que presentar. Decidí que sí", ha relatado en relación a su decisión sobre si encabezar las listas del PP de Madrid a las elecciones del pasado 22 de mayo.

En este punto, ha continuado explicando que se va porque ella siempre ha pensado que "la política es una actividad temporal". "Nunca he querido ser una profesional de la política, sino una persona que en un momento dado pensó que podía dar a sus ciudadanos una visión y formas liberales de la política" y lo que en principio pensó que iba a ser "un corto paréntesis" se ha terminado convirtiendo "en casi una vida dedicada a la política".

"He llegado a conclusión de que es el momento adecuado para dejarlo", ha aseverado Aguirre, que ha explicado que otra de las razones que le lleva a dejar la primera línea de la política es que "el proyecto de Gobierno para la Comunidad de Madrid", que lanzaron en 2003, "se consolidó en 2007" y en las elecciones del 2011 "se ha demostrado que el PP sigue siendo el favorito de los madrileños".

La presidenta ha continuado diciendo que "nunca" se ha considerado "imprescindible" y "menos imprescindible" se siente ahora para que se cumpla el proyecto de su partido cuando tras las últimas elecciones autonómicas y municipales el PP gobierna en 141 de los 179 municipios de la Comunidad de Madrid y en 20 de los 21 distritos de la capital. Además, ha resaltado que el "PP tienen una mayoría absoluta "más abultada que ha tenido nunca".

Aguirre, que ha dado las gracias a los que "cada vez en mayor número" le han votado y a los que no, ya que sabe que en política "no se puede agradar a todo el mundo". En este punto, ha dicho que para ella lo mejor de la política es "el contacto con los ciudadanos", que de lo que más se siente orgullosa es de la "educación bilingüe" y de lo que menos, de sus "meteduras de pata".

LA ENFERMEDAD HA INFLUIDO

Frente a este plano más político, la presidenta ha explicado los motivos personales que han influido en que abandone el cargo. "Saben que he tenido una enfermedad seria, grave de la que presuntamente estoy curada, pero no es eso sólo. Puedo decir que los acontecimientos personales de los últimos años de mi vida, uno de ellos esta enfermedad, han influido. Es una decisión dura, durísima", ha indicado.

"Va a ser duro no desayunar a las 6.30 horas con tres emisoras a la vez", ha indicado Aguirre, que ha añadido como motivos de su decisión la llegada de sus nietos o el pensamiento de que "la política es una actividad temporal. "Y nunca llega el momento de dejarlo. Ahora ha llegado", ha aseverado y ha continuado relatando que con esta decisión busca estar más cerca de sus hijos, de su marido, su madre y sus hermanos.

Preguntada por su cargo de presidenta del PP de Madrid, la presidenta ha destacado que lo dejará pero "no inmediatamente". "No me gusta la bicefalia", ha aseverado para bromear diciendo que eso se lo deja al PNV.