La crisis y las reformas laborales destruyen el 25 por ciento de los contratos en Málaga

18.10.2012 10:53

La crisis económica y las reformas laborales tanto del Gobierno del PSOE como ahora del PP han destruido el 25 por ciento de los contratos que se han ido realizado en la provincia desde el año 2006, es decir se han hecho 180.000 contratos menos que hace seis años, según un estudio sobre la contratación registrada en Málaga, que ha sido presentado en una rueda de prensa por el sindicato CCOO.

El secretario general de CCOO de Málaga, Antonio Herrera, y el responsable del Gabinete Técnico de CCOO de Málaga, Antonio Turmo, han sido los encargados de presentar este informe, en el que se desvela que la situación "ha empeorado" desde el inicio de la crisis hasta el año 2009.

Además, a partir de esa fecha sólo se ha experimentado "un leve crecimiento" en la contratación y actualmente Málaga se encuentra prácticamente en el mismo nivel de contratación que tenía en el año 2002. En concreto, desde enero hasta septiembre se han realizado 400.031 contratos, y a lo largo del pasado año se registraron 536.641 contratos.

Además, durante los años 2010, 2011 y 2012 han caído las contrataciones de tipo indefinido y a tiempo completo, mientras que han crecido las contrataciones de tipo temporal y a tiempo parcial, por lo que Herrera y Turmo han señalado que la crisis "ha contraído la contratación de forma importante hasta el año 2009 para precarizarla aún más en los tres años siguientes, algo que además han favorecido las dos reformas laborales aprobadas".

Por tanto, el líder de CCOO de Málaga ha manifestado "que, como ya denunciamos en su momento, las reformas laborales no sirven para la creación de empleo ni para mejorar su estabilidad, sino para aumentar el número de parados y empeorar aún más la contratación favoreciendo prácticas hasta ahora indeseadas, como el encadenamiento y la sucesión de contratos". 

Respecto a esto último, en el informe se especifica que, por ejemplo en 2011, unas 14.662 personas contratadas tuvieron una media de entre cinco y 10 contratos, y 2.010 personas firmaron más de 15 contratos.

Según ha explicado Turmo, "existe una excesiva temporalidad, con una duración media muy corta de los contratos, hay un crecimiento continuo de la contratación a tiempo parcial, sobre todo en mujeres y jóvenes, crece la discriminación femenina por mayor contratación a tiempo parcial, mayor rotación y mayor uso de las empresas de trabajo temporal, aumenta la contratación concentrada en ocupaciones de baja cualificación, existe una alta rotación de los contratos y éstos tienen a su vez un mayor comportamiento procíclico".

En relación con la contratación por sectores productivos, la construcción ha sido el más afectado de todos, habiendo registrado un descenso de un 9,2 por ciento en 2011 y una mayor bajada de un 19,2 por ciento durante los primeros nueve meses de este año, según se pone de manifiesto en el estudio.

El sector de la agricultura es el único que registra una subida importante de un 2,4 por ciento el pasado año y de un 33 por ciento este año. Le sigue servicios con un crecimiento de un 3,5 por ciento y un 0,9 por ciento, respectivamente. En el caso de industria, aumenta la contratación en 2011 un siete por ciento, pero baja este año un uno por ciento.

La mayoría de los contratos realizados entre los años 2011 y 2012 --hasta septiembre-- se realizan en ocupaciones de trabajadores de los servicios --restauración, salud, seguridad y vendedores-- y en ocupaciones sin cualificación. 

La previsión para los próximos meses no es alentadora, ya que según se desprende del citado informe "habrá más temporalidad a costa de abandonar los objetivos de estabilidad en el empleo, continuará creciendo la contratación a tiempo parcial, a costa de la contratación a tiempo completo, y crecerán las ocupaciones ligadas al comercio y la hostelería o actividades de baja cualificación".