'Latitud Cero' reconoce la cocina de José Carlos García

07.10.2012 15:22

José Carlos García, chef del restaurante al que da nombre situado en Muelle Uno, en el puerto de Málaga, ha participado en la primera edición de ‘Latitud Cero’ que ha tenido lugar en la ciudad de Quito (Ecuador) hasta el 4 de octubre. El certamen ha estado enfocado al público profesional y tiene el objetivo de difundir la cocina de vanguardia.

Ha compartido escenario con otros ponentes andaluces galardonados con la afamada Estrella Michelín, tales como el cordobés Kisko García, del restaurante ‘El Choco’ y el gaditano Ángel León, de ‘Aponiente’.

Tres exposiciones, tres platos

José Carlos García ha intervenido en tres ocasiones en las que elaboró un plato a modo de ejemplo para cada una de las ponencias.

En la primera, ‘Mis Orígenes’, destinada a los jóvenes profesionales que comienzan su carrera en el mundo de la cocina, expuso sus inicios como cocinero cuando estudiaba en la escuela de hostelería ‘La Cónsula’ y su andadura por las casas en las que se formó, como Martín Berasategui, en Lasarte o Celler de Can Roca, en Gerona. En tal sentido, ha pretendido defender las raíces de nuestra gastronomía y lo importante que es actualizar las recetas de siempre, acentuando los sabores, las texturas y el recurso de nuevas técnicas mostrando siempre un respeto profundo por la materia prima, de la que parte toda receta. A modo de paradigma, preparó un ‘Ajoblanco tradicional con bombón de sardinas’.

En su segunda intervención, ‘Mi mercado es igual a mi carta’ , José Carlos hizo una clara defensa del producto de temporada, el que se presenta en el mercado y que es reflejo de la carta de su nuevo proyecto, ‘Restaurante José Carlos García’, de Muelle Uno, y que es a fin de cuentas el resultado que se expresa en las líneas escritas de la misma del nuevo establecimiento. Así, preparó un ‘Camarón de río con tubérculos y caldo aromatizado’.

Para finalizar, en su tercera explicación ‘Mi futuro’, el chef expuso su visión acerca del futuro de la cocina desde su punto de vista en línea con su experiencia, donde se vuelve a una cocina de corte tradicional pero donde impera las nuevas técnicas , con especial interés en los tiempos de cocción y el conocimiento del efecto de las temperaturas en los componente de la materia prima a nivel celular. Al finalizar la ponencia, elaboró una ‘Tableta crujiente de cochinillo deshuesado cocinado a baja temperatura con chutney de mango y su jugo’.

 

“El intercambio de culturas gastronómicas ha sido el denominador común”

 José Carlos García ha expresado la experiencia que está viviendo en el país mesoamericano  en esta primera edición de ‘Latitud Cero’, en la que “españoles, japoneses, americanos, peruanos hemos podido intercambiar culturas gastronómicas con el pueblo ecuatoriano” y afirma que Ecuador es “un país rico en productos y lleno de ilusión por la cocina”

 

El Primer Congreso Ecuatoriano de Cocina de Vanguardia ‘Latitud Cero’ es una iniciativa de Espai-Epicur, de la que forma parte empresas de relieve en el país dedicadas al mundo hostelero ecuatoriano tales como Grupo Tourbanche y Grupo Hotelero Rincón Puembo y tienen la intención de innovar y mostrar la calidad del producto nacional. Espai-Epicur tiene su base en Quito  y está dirigido por el chef Mauricio Acuña, además de disponer de un centro de Coordinación con base en Madrid, dirigido por Francisco Bononato.

Con el Primer Congreso ‘Latitud Cero Cocina de Vanguardia’ tienen la iniciativa de promover la cultura gastronómica desde el centro del mundo a todos los profesionales y amantes de la cocina. Han aprovechado que hoy por hoy Quito, Patrimonio Cultural de la Humanidad, alberga a destacados chefs nacionales que han internacionalizado su cultura a través de sus sabores y a chefs internacionales que han difundido sus recetas ante un exigente consumidor quiteño que disfruta al máximo del  buen comer.

En esta línea han querido contar con la inestimable colaboración del chef José Carlos García, al que avalan más de 20 años de carrera profesional y 15 al frente del negocio familiar, Café de París, que le valió el galardón de la Estrella Michelín, siendo el único establecimiento en la capital malacitana durante 11 años con tal premio.

Desde hace 10 meses, José Carlos García defiende la esencia de su cocina y su personalidad en su nuevo establecimiento situado en el nuevo enclave malagueño, Muelle Uno, situado en el Puerto de Málaga y al que da nombre propio (Restaurante José Carlos García) con el que pretende aspirar a tan popular galardón siempre mirando por la gastronomía malagueña y pretendiendo llevar la cocina malacitana al más alto nivel; todo enmarcado en un local de arquitectura noble, minimalista donde se combina naturaleza, industria, modernidad y clasicismo con una prestigiosa e impresionante panorámica, en la que Catedral, Alcazaba y Gibralfaro se unen en un solo vistazo.