El Infoca confirma que la causa del incendio de Coín fue una quema de rastrojos

14.09.2012 18:09

 

El dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de la Jun-ta de Andalucía, el Plan Infoca, a través del informe realizado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) ha determinado que la causa del incendio que se originó el pasado 30 de agosto en Coín, fue motivado debido a una negligencia, al haberse realizado una quema de restos vegetales en una finca, como ya adelantó SUR. Esta actividad está totalmente prohibida durante la época de peligro alto de incendios en zonas forestales y zonas de influencia forestal, como era el lugar donde se originó este siniestro.
El informe de la Brigada especifica que el día que se originó este siniestro, las condiciones meteorológicas existentes suponían una alerta extrema de peligro de incendios, dado que la temperatura superaba los 37,6 grados, la humedad relativa se encontraba en un 18%, mientras que el viento de terral alcanzó rachas de hasta 34 kilómetros/hora. Es decir, se cumplía la regla de los tres treinta: más de 30 grados de temperatura, menos del 30% de humedad relativa y más de 30 kilómetros/hora de viento, que marca un contexto muy desfavorable en caso de incendio.
El punto de origen del incendio, según el informe, se encuentra ubicado en el interior de una finca ubicada junto al pie de monte de la ladera del cerro Alaminos, y junto al carril denominado Charco del Infierno. En este lugar, los investigadores han encontrado evidencias y restos vegetales de adelfas, ciprés, palmera y jacaranda, con los que se había realizado una hoguera, que al ser abandonada todavía incandescen-te, propició que se propagara el incendio en dos frentes, hacia el Norte en dirección a caseta Alaminos, y hacia el oeste en dirección a Barranco Blanco.
El informe completo de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, que además de determinar el punto de inicio del incendio también analiza la propagación del mismo, ha sido remitido tanto al fiscal jefe de la sala de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Málaga, así como también al equipo del Seprona de la comandancia de la Guardia Civil en Málaga, para su unión a las diligencias policiales.
Gestión de la emergencia
El incendio se detectó a las 18.50 del jueves por una torreta de vigilancia del dispositivo Infoca ubicada en Sierra Negra, y se confirmó con las llamadas al teléfono único de Emergencias 112, donde llegó el primer aviso a las 18.44 horas de ese día. Esa misma tarde, el dispositivo Infoca movilizó hasta el lugar del siniestro a un total de 13 medios aéreos y más de un centenar de profesionales para las tareas de extinción.
La cercanía con la urbanización Barranco Blanco motivó la declaración del nivel 1 de emergencia a las 20:13 horas, que se activa cuando se prevé que la evolución del fuego puede afectar a bienes no forestales. La rápida progresión del incendio, y el potencial peligro hacia más zonas habitadas, motivó la declaración del nivel 2 de emergencia a las 00.20 horas del 31 de agosto. La propagación de este incendio, que en longitud recta durante la madrugada del día 31 de agosto recorrió más de 12 kilómetros, motivó que afectara también a los términos municipales de Mijas, Marbella, Alhaurín de El Grande, Ojén, además de Coín y Monda.
Las tareas de extinción se prolongaron desde la detección hasta el control del incendio el domingo 2 de septiembre a las 18:30 horas, y finalmente se dio por extinguido el 4 de septiembre a las 8:00 horas. En las mismas, se trabajó con un amplio despliegue de medios del dispositivo, con la participación de más de 660 profesionales del plan Infoca, y otros 550 procedentes de otros organismos apoyando la extinción y gestionando las tareas relativas a la protección de la población como Policía Local y Nacional, Bomberos, Guardia Civil, Cruz Roja, Protección Civil, Unidad Militar de Emergencias, 061, y GREA-112.
Este incendio motivó el desalojo por completo del pueblo de Ojén y también se evacuaron la urbanización Entre Ríos y Fuente Las Tejas en Coín; la zona de Elviria y el refugio del Juanar en Marbella, además de otros edificios administrativos. En total, más de 5.000 personas fueron desalojadas de forma preventiva por el avance del fuego. Igualmente, la autopista AP7 y la carretera A-355 fueron cortadas en el transcurso de la emergencia.
El incendio se cobró la vida de una persona e hirió de gravedad a otras dos. En total, el siniestro recorrió 8.225 hectáreas, de las que 1.049,8 hectáreas se refieren a suelos urbanos y agrícolas, mientras que la superficie netamente forestal alcanza las 7.175,3 hectáreas.